Un nuevo acuerdo IndustriALL-Inditex sobre “expertos sindicales”

Zara_inditex

Es constante el debate sobre las condiciones laborales en la industria mundial de la confección y el papel de las grandes marcas, entre ellas varias españolas.

Una característica muy llamativa del mismo, al menos para quien esto escribe, es la total falta de contacto entre las acciones de denuncia, que discurren por una senda, y las actuaciones de desde el sindicalismo organizado a escala transnacional se vienen poniendo en marcha, como no podía ser de otro modo en permanente negociación con las casas matrices de lideran las cadenas de producción, para intentar garantizar el respeto de los derechos laborales fundamentales y conseguir mejoras en las condiciones laborales de los trabajadores de los países hacia los que se han desplazado los procesos de fabricación.

Es como si estos esfuerzos, antes que insuficientes, cosa que quizá pudiera ocurrir, no existiesen. O se los considerase no dignos siquiera de ser tenidos en cuenta.

El caso es que existen y constituyen además lo único, al margen de la mera denuncia, que se viene haciendo de manera efectiva para afrontar el problema.

Una muestra de ello es, precisamente, el reciente Contrato Marco de Expertos Sindicales, suscrito entre IndustriALL e Inditex para implementar los sistemas de vigilancia de la aplicación del código de conducta de dicha compañía pactados entre ambos en sus acuerdos marco internacionales de 2007 y 2014 y sus protocolos de aplicación.

Comparto con los tenaces amigos de este cuaderno de notas el texto de dicho instrumento, al que accedo a través de mi apreciado amigo Isidor Boix, así como el comunicado a través del cual se informa de su suscripción.

Vale la pena echarles al menos una ojeada.

El “Contrato marco de expertos sindicales” suscrito por IndustriALL e Inditex puede ser descargado desde el siguiente enlace:

Contrato_Marco_Expertos_Sindicales_Inditex

El comuniado de la Secretaria Internacional de CC.OO. Industria sobre este acuerdo puede ser descargado desde el siguiente enlace:

COMUNICADO – Contrato marco de expertos sindicales – Inditex – 26-4-2016

Anuncios

Sobre el FASHION VICTIM de SALVADOS: una nota de ISIDOR BOIX

Salvados_fashion_victim 3

Acabo de recibir una nota de mi amigo Isidor Boix sobre el programa SALVADOS de Jordi Évole titulado “FASHION VICTIM”, fue emitido por La Sexta el pasado domingo 21 de febrero, que no me resisto a compartir de manera inmediata con lo tenaces colegas que siguen los avatares de este cuaderno de notas.

Como es de sobra conocido, el programa estuvo dedicado a denunciar las lamentables condiciones laborales de la industria de la confección en Camboya, utilizándolo como muestra de lo que viene ocurriendo en el sector como consecuencia de la generalización de los procesos de deslocalización en países con costes laborales muy reducidos por parte de las grandes marcas.

El programa tuvo importantes aciertos en lo que se refiere sobre todo a la sensibilización de la opinión pública en torno al problema. Pero también incurrió en notables omisiones, algunas de ellas quizá no involuntarias.

De todo ello trata la nota de Isidor que reproduzco a continuación:

LA INDUSTRIA DE LA MODA Y EL RIGOR DEL PERIODISMO

Aunque pretendemos abordar un problema de mayor dimensión, como es el del rigor
exigible al periodismo de denuncia, estas notas han sido suscitadas por el reciente programa de “La Sexta”, de Jordi Évole, “Salvados”, sobre la industria de la moda, emitido el 21 de febrero. “Las víctimas de la moda” fue su sugestivo título, la afirmación de que la moda no sólo impacta sobre personas que la disfrutan, sino también sobre otras, y muchas, que la sufren en sus condiciones de trabajo y posiblemente más en sus condiciones de vida.

Para empezar, una consideración: el reportaje plantea un importante problema, las
“indecentes” condiciones de trabajo y, más aún, de vida, en Camboya, como expresión de lo que sucede en una parte muy importante del planeta y que se manifiesta de forma notable en la industria de la confección, pero que también puede aplicarse a muchos otros sectores, como el mundo de la electrónica o de la telefonía, etc., de la producción de bienes de consumo.

Se trata de una cuestión que a los que suscribimos este artículo nos afecta de forma directa porque desde la Federación Sindical Internacional “IndustriALL Global Union” asumimos la responsabilidad de coordinar la aplicación del Acuerdo Marco Global que esta organización ha suscrito con Inditex, multinacional de matriz gallega, la primera distribuidora mundial de ropa. Es una actividad de la que extraemos a diario la certeza de que es posible, además de necesario, avanzar en la conquista de condiciones de trabajo dignas. El problema se sitúa en nuestra opinión en cómo se pasa de la necesaria denuncia, de la exigencia de un trabajo “decente”, a la búsqueda de cómo avanzar, de cómo luchar para tal objetivo.

Y para ello no es suficiente, y a veces puede ser poco útil, una genérica denuncia de los
males del mundo. Necesario sería en primer lugar intentar conocer la realidad, muchas veces mucho más heterogénea que el tópico, y conocer a los protagonistas de las luchas concretas que se están librando y los resultados que se están obteniendo. Y esto es lo que faltó en el programa de “Salvados”, lo que falta más aún en otros, y lo que permite afirmar que estamos ante ejemplos de periodismo de escaso rigor.

Faltó una referencia a lo que se está ya haciendo desde la que es la vía principal para hacer frente a esta realidad, es decir la acción sindical, la internacional impulsada por IndustriALL Global Union, y la desarrollada en cada país por los sindicatos locales. Referencia también a los planteamientos empresariales en torno a la política de Responsabilidad Social, que va desde el puro marketing en unas a un positivo planteamiento en otras, particularmente cuando se alcanzan Acuerdos Marco eficaces con el sindicalismo global y que están teniendo una positiva traducción en éste y otros países. Todo ello ha tenido en Camboya, como en otros países, expresiones y experiencias concretas e interesantes en los últimos años, y en muchas de ellas hemos sido activos participantes. A los autores del programa les ofrecimos documentación y posibles vías de investigación al respecto, pero visto el resultado es evidente que de poco sirvió.

Está bien que se entreviste a trabajadoras despedidas o en duros trabajos. Que se les
pregunte sobre su salario para comprobar que su cifra no coincide con la señalada por el empresario, pero hubiera sido mejor verificar sus hojas de salarios y su correspondencia con la realidad. Los salarios en la industria textil constituyen naturalmente un tema importante para las y los trabajadores del sector, pero también para el país, ya que esta industria supone  el 80% de sus exportaciones, y el umbral de pobreza del país se ha reducido desde el 52% en el año 2004 hasta 18% en el año 2014, gracias principalmente a este sector.

Hubiera resultado de interés desarrollar la afirmación de una trabajadora que, después de denunciar sus malas condiciones de vida, lanza una clara petición: que compremos más productos fabricados en Camboya. Faltó enlazar la petición y la denuncia con sus
movilizaciones por mejores condiciones de vida y de trabajo, por el impulso efectivo que ello representa hacia el necesario reequilibrio mundial. O su relación, también, con un posible modelo de consumo alternativo.

Su incursión en el tema salarial se hace además en el programa sin abordar precisamente la propia historia de sus incrementos como resultado de luchas muy duras a lo largo de los últimos años, pasando su salario mínimo mensual de 61 USD en 2013 a 140 USD en 2016, expresión de unos avances ciertamente insuficientes, pero importantes, que se están produciendo en casi todos los países del sudeste asiático. No se presentaron experiencias concretas de duras batallas sindicales contra los cierres de fábricas o el despido de sindicalistas, unas ganadas y otras perdidas, pero con una positiva incidencia en todas ellas de las multinacionales que tienen una efectiva política de Responsabilidad Social. Tampoco se abordó lo que constituye, precisamente en Camboya, una importante experiencia en estos momentos: el proyecto ACT por el que los sindicatos locales, coordinados por IndustriALL Global Union, han abierto la negociación de un salario “vital” con los empresarios del país, presionados a su vez por sus clientes, algunas de las grandes marcas del vestido.

Pero para poder abordar todo ello hubiera sido necesario entrevistar a los sindicatos del país, al menos al principal, afiliado a nuestra Federación Internacional, lo que no se realizó a pesar de habérseles facilitado el contacto por nuestra parte. Y los coordinadores de IndustriALL para el AMG con Inditex, que estuvimos en Camboya en 2013 y en diciembre 2015, algo hubiéramos podido también aportar.

Faltó también, aunque hubieran sido unos pocos minutos, preguntarles a la asociación
empresarial del textil camboyano que organiza a los dueños de las fábricas (camboyanos unos, pero también chinos y coreanos muchos), y al gobierno del país, muy directos responsables de muchas de las malas condiciones detectadas y denunciadas.

Tampoco es muy riguroso escandalizarse por la cifra de los supuestos 1.500 pantalones al día que la trabajadora dijo “hacer” cada día, como si la trabajadora realizara toda la prenda, cuando debería examinarse en todo caso qué operación del pantalón realizaba y su duración, para poder sacar conclusiones adecuadas.

El programa hizo referencia a las “mejores fábricas”, lo que era más bien una confusión con el programa “Better Factories” de la OIT, que acredita a las fábricas que constan como que han hecho su inscripción en el mismo, y para lo que sin embargo no se precisa una auditoría previa y muchas de las acreditadas no han sido todavía auditadas. Tampoco se entrevistó a la delegación de la OIT en el país y a los responsables de este Programa “Better Factories”, que, a pesar de lo indicado, supone un planteamiento de evidente interés. Lo cierto es que las grandes marcas españolas siguen auditando a las fábricas de su cadena de producción aunque estén en tal programa porque éste no tiene aún la suficiente credibilidad.

En definitiva una ocasión pérdida para informar de algo más que unas pinceladas,
incompletas, sobre la evidente e “indecente” miseria de las condiciones de vida en una parte muy importante del mundo, y con el evidente riesgo de insinuar conclusiones equivocadas partiendo de datos parciales. Porque si lo que se pretende es contribuir a cambiar esta realidad, hay que ir más allá, empezando por la necesidad de reportajes más rigurosos sobre tal realidad en su globalidad, para que reaccionen los consumidores, los trabajadores, los sindicatos, …, toda la sociedad, para que las marcas internacionales tomen nota, para que todos nos impliquemos más.

24 de febrero de 2016
Isidor Boix
Víctor Garrido
Miembros de la Secretaría de Internacional de CCOO-Industria
Coordinadores de IndustriALL Global Union para el Acuerdo Marco Global con INDITEX

Una nota de Isidor Boix sobre la condena de los talleres de la mafia china

Biutiful-poster-b

Termino las notas de este cuaderno  correspondientes al año 2015 compartiendo con sus pacientes amigos una nota puesta en circulación por mi amigo Isidor Boix sobre la reciente condena por parte de la Audiencia de Barcelona de las prácticas de explotación laboral llevadas a cabo en talleres textiles propiedad de ciudadanos chinos, al parecer vinculados a la llamada mafia china, situados en Cataluña.

El interés del comentario no reside solo en la crítica, compartida, en torno al limitado número de personas a los que se ha terminado por atribuir la responsabilidad sobre los hechos y la levedad de las condenas a las que han sido sentenciadas.

Tanto o más importantes son sus observaciones sobre la importancia de que el seguimiento de las cadenas de producción de las empresas multinacionales se lleve a cabo en todos los países del planeta, incluidos los más desarrollados, donde existen bolsas de economía sumergida de tanto o mayor brutalidad en cuanto a los niveles de explotación laboral que imponen, como tuvo ocasión de denunciar magistralmente Alejandro González Iñárritu en la película Biutiful (2010), cuyo cartel ilustra la presente entrada.

Y también su indicación acerca de la posibilidad de combatir estas prácticas a través de una mayor implicación de las grandes marcas, cuyos productos terminan por vías diversas fabricándose en muchos casos esa clase de talleres por más que lo tengan expresamente prohibido, en el control de todos y cada uno de los eslabones de sus cadenas de producción, incluidos los que escapan a su supervisión directa precisamente por su carácter oculto e ilícito. Una actividad para la que resulta de especial utilidad, por cierto, como nos recuerda el autor, la intervención sindical, en línea con las experiencias de las que se ha venido dando cuenta en esta bitácora.

E incluso otras nuevas, como la reciente firma del Acuerdo Marco entre IndustriALL y la multinacional de la moda H&M, al que sin duda habrá ocasión de referirse en el futuro.

Entre tanto, solo me queda expresar desde aquí mi deseo, sin duda común a muchos de los que frecuentan este espacio compartido, de que el año 2016 nos mantenga unidos y abra oportunidades nuevas de plasmación de los valores de solidaridad y justicia que lo identifican.

La nota de Isidor Boix puede descargarse desde el siguiente enlace:

Casi impunidad – ISIDOR BOIX

 

Topy Top o el cuento de nunca acabar …

topy top 1

Como saben los amigos de esta bitácora, desde ella he defendido de manera constante la importancia del desarrollo de prácticas de responsabilidad social con proyección laboral por parte de las empresas multinacionales, así como su aptitud para llevar a cabo, naturalmente bajo determinadas condiciones, una contribución efectiva a la vigencia y el respeto de los derechos laborales fundamentales en los países sobre los que se asientan sus cadenas globales de producción y suministro.

Parece obvio, sin embargo, que dicha contribución, puesta de manifiesto a través de la aplicación de los códigos de conducta, acuerdos marco y demás instrumentos puestos en circulación por estas organizaciones, solamente está en condiciones de producirse en la medida en que en dichos países los derechos laborales fundamentales no son objeto del respeto y la protección que se merecerían por parte de los empresarios locales y las autoridades nacionales. Y que la garantía plena de estos derechos depende finalmente de la actitud de estos últimos, sin que la empresa multinacional tenga ni pueda sustituirlos, sino solamente actuar como un revulsivo de su intervención.

Una muestra clara de que, sin un cambio de cultura por parte de los empresarios locales, que sitúe el respeto de los derechos laborales de su personal en el núcleo de sus proyectos de negocio, y también de política por parte de las autoridades gubernamentales, que apueste de forma decidida por su garantía, no es posible una verdadera transformación de las formas de desarrollo del trabajo en los países con problemas de cumplimiento de los estándares laborales mínimos exigidos a nivel internacional, lo da la experiencia de la empresa peruana Topy Top, a la que me he referido ya en alguna ocasión en este cuaderno de notas.

Luego de haber protagonizado en 2007 uno de los casos más emblemáticos de aplicación de un código de conducta de una empresa multinacional textil en garantía de la libertad sindical, los trabajadores de Topy Top que optaron por la afiliación sindical han experimentado a lo largo de los últimos años una historia de constante y cada vez más intensa hostilidad por parte de su empleador, recurriendo a las más diversas tácticas e instrumentos.  De todo ello daría cuenta el estudio “Empresas multinacionales, responsabilidad social y derechos laborales en el Perú. La experiencia de Topy Top”, que coordinado por quien esto escribe y contando con la participación de María Katia García Landaburu  y Milagros Vivas Ponce, se publicó en Lima en 2013, bajo el sello editorial del Centro de Investigación, Capacitación y Asesoría Jurídica de la PUCP.

Pero nos problemas no cesaron entonces, sino que han continuado, condicionados de forma intermitente por la mayor o menor presencia de un cliente internacional interesado en exigir a la empresa el respeto de las normas laborales internacionales. Hasta llegar últimamente a la extinción arbitraria de los contratos de trabajo de un importante núcleo de afiliados al sindicato, apoyándose en la normativa que facilita en ese país la contratación temporal sin causa de los trabajadores de la industria textil, y al despido en oscuras circunstancias del secretario general del sindicato, Amed Albújar, quien por cierto fue quien nos relató en una entrevista de más de cuatro horas la historia del conflicto para la preparación de nuestra investigación.

Unos hechos, estos últimos, ante los cuales, IndustriALL Global Union ha optado por ponerse en contacto con la multinacional Hugo Boss, de la que Topy Top es contratista, solicitándole que intervenga en aplicación de sus principios de responsabilidad social, exigiendo a la empresa el cese de dichas prácticas y una actitud respetuosa hacia el ejercicio de la libertad sindical por parte de sus trabajadores.

A continuación se pone a disposición de los amigos de esta página el estudio general sobre la experiencia de Topy Top antes referido, así como la comunicación del sindicato IndustriALL y la respuesta preliminar de Hugo Boss.

Entre tanto cabe preguntarse por el papel que juegan en todo esto las autoridades locales.

El estudio  “Empresas multinacionales, responsabilidad social y derechos laborales en el Perú. La experiencia de Topy Top” puede ser descargado desde el siguiente enlace:

LIBRO_TOPY TOP_Sanguineti-garcia landaburu-vivas

La comunicación de IndustriALL poniendo en conocimiento de Hugo Boss los hechos, así como la referencia hecha al caso por esta empresa a través de su página web:

industriall_global_unions_letter_to_hugo_boss_re_topy_top_in_peru_15-06-20151

http://group.hugoboss.com/en/sustainability/current-topics/

Información sobre los hechos en castellano puede verse mediante el siguiente enlace:

http://www.industriall-union.org/es/la-multinacional-hugo-boss-debe-abordar-abusos-de-derechos-en-proveedor-peruano

Nuevas formas de organización y representación sindical: las redes sindicales de proveedores

VIETNAM_-_protesta_lavoratori

Si el sindicato como forma de organización y representación colectiva de los intereses de los trabajadores ha podido subsistir a lo largo de su ya casi doblemente centenaria historia ha sido porque, aunque seguramente con dificultades y deficiencias, ha sido capaz de adaptarse a las muy profundas transformaciones que han ido experimentado las formas de organización de la producción y el trabajo durante tan largo período.

El anterior es, naturalmente, un proceso continuo, dentro del cual el desafío ha sido  siempre el de intentar “atrapar” en un determinado modelo de organización, las características singulares de las distintas fórmulas a través de las cuales se llevan a cabo las actividades productivas de las empresas, con el fin de conseguir un desarrollo eficaz de la acción de autodefensa, capaz de permitir una distribución de la riqueza generada lo más favorable posible para sus representados.

Sus dificultades son, sin embargo, cada vez mayores, dado el amplio protagonismo que han ido adquiriendo en las últimas décadas las estructuras empresariales complejas, desconocidas en el pasado, basadas en la construcción de redes,  cadenas, grupos y otras fórmulas similares, así como su cada vez más frecuente proyección a escala mundial.

Con todo, surgen también ejemplos de iniciativas de interés, tanto a nivel local como internacional. Entre estas últimas creo que debe ser destacada, y de allí el propósito de esta breve nota, la experiencia que se acaba de poner en marcha en Vietnam promovida por IndustriALL Global Union, de construcción de la primera red sindical de fábricas proveedoras de Inditex en el Norte de este país, de la que he tenido noticia a través de un informe de mi querido amigo Isidor Boix.

La iniciativa es seguramente modesta. Piénsese que en la reunión de constitución de esta red, celebrada en Hai Phong los días 8 y 9 de octubre, participaron representantes sindicales de 25 de las 42 fábricas proveedoras de Inditex en dicha región, mientras que en la industria textil y de la confección vietnamita se integran en la actualidad  5.000 empresas, en las que trabajan alrededor de 3 millones de trabajadores, produciendo un total de 3.000 millones de piezas al año, que suponen un valor de exportación de 25.000 millones de dólares.

A pesar de ello tiene, como rasgo de particular interés, precisamente, el haber sido capaz, por vez primera, de poner el acento no solamente en la tutela de los derechos de cada grupo de trabajadores respecto de su concreto empleador o los empleadores de su misma rama de actividad, sino en la integración de sus labores en un proceso productivo de más largo aliento, en cuyo vértice se encuentra, como todos sabemos, la empresa o empresas multinacionales a las cuales proveen.

Es decir, de plantear una visión de las fórmulas de organización sindical y la defensa de los intereses de los trabajadores en términos de ciclo o cadena productiva, global por más señas, superando los estrechos márgenes, marcados por el oficio primero y la empresa o el sector después, a los que se han ceñido tradicionalmente las mismas.

Me complace por ello poner a disposición de los siempre tenaces amigos de esta bitácora, a la que su autor se mantiene a fin de cuentas fiel pese a sus dificultades para alimentarla con la frecuencia que deseearía, el informe elaborado por Isidor Boix sobre tan innovadora experiencia.

El informe de Isidor Boix “Vietnam 2015: Creada la primera red sindical de proveedores de la cadena mundial de Inditex”, puede ser descargado desde el siguiente enlace:

Vietnam_2015 – Creada_ la_1ª_Red_Sindical_Inditex

NUEVA PUBLICACIÓN: “La transnacionalización de las relaciones laborales” (W. Sanguineti, Director)

Libro transnacionalizacion

Uno de los aspectos más innovadores del proceso de internacionalización puesto en marcha en las últimas décadas por las empresas españolas ha estado representado por la asunción por un buen número de ellas de un inédito rol regulador a escala transnacional en materia laboral. Expresión de ello ha sido el surgimiento de un conjunto de instrumentos de gestión laboral transnacional diseñados con el propósito de ofrecer respuestas, generalmente inspiradas en los estándares laborales mundialmente aceptados, a las necesidades derivadas de la internacionalización de sus actividades.

Continuando con el trabajo desarrollado en la obra “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española” (Madrid, Ediciones Cinca, 2014), fruto de las labores del Proyecto de Investigación del mismo nombre (Ref. DER 2011-23190) dirigido por el autor de estas líneas, el libro que tengo la satisfacción de presentar ahora a los pacientes amigos de este cuaderno de notas se adentra en el examen de los alcances e implicaciones del proceso de construcción de dichos instrumentos a través del estudio de varias de sus más emblemáticas manifestaciones, vinculadas a empresas españolas líderes dentro de sus respectivos sectores, así como de algunas experiencias relevantes de aplicación de sus contenidos en los destinos para los fueron diseñados. En todos los casos a partir de una cuidadosa, y por cierto nada fácil, labor de recopilación de información y evidencias.

Como podrá comprobar el lector que se adentre en la lectura atenta de los doce estudios que conforman este libro, fruto del trabajo de los integrantes del equipo de investigación y un selecto grupo de especialistas invitados a los que se suma la contribución destacada de Isidor Boix, él emerge un panorama desigual y complejo, del que se extraen, en dosis distintas según los casos, tanto elementos de juicio que contribuyen a sostener una visión optimista sobre la utilidad de los instrumentos estudiados, como limitaciones, carencias y contradicciones que permiten albergar dudas sobre ella.

Así, por una parte el examen de dichos instrumentos y sus experiencias de aplicación ofrece pruebas palpables de que se trata de herramientas dotadas de una efectiva capacidad de impacto sobre sus destinatarios, y por tanto con aptitud para favorecer una gestión de las relaciones laborales al interior de las cadenas de producción de los grupos multinacionales españoles capaz de conciliar eficiencia y competitividad con el respeto de los estándares universalmente aceptados en materia laboral. Por la otra, sin embargo, de los mismos emergen también bastantes aspectos necesitados de mejora, en particular en lo que a la participación de sus destinatarios en su diseño y aplicación se refiere, así como a la transparencia en la gestión de la información sobre esta última. Y también indicios de una no siempre fácil compatibilización entre los objetivos sociales que a través de ellos se declara perseguir y desenvolvimiento cotidiano de los procesos de negocio de las empresas que los formulan.

De todas formas, experiencias recientes en el ámbito de las cadenas mundiales de producción del sector textil y de la confección, a las que dedica una especial atención esta obra, parecen marcar el arranque de una nueva etapa en el desarrollo de esta clase de instrumentos e incluso de la concepción de la responsabilidad social empresarial que les sirve de fermento ideológico, la cual estaría caracterizada por una mayor implicación social y sindical, tanto en su formulación como en su puesta en práctica.

Aun no es posible aventurar si estas experiencias terminarán por encontrar una réplica adecuada y representar una contribución relevante a la vigencia de los derechos sociales en el mundo globalizado. La posibilidad de que ello ocurra, sin embargo, existe y no debe ser minusvalorada. Al fin y al cabo, como se apunta en la parte final de la presentación de la obra, que se reproduce a continuación junto al índice de la misma, solo en la cadena mundial de producción de Inditex, la principal pero no la única multinacional española de la moda, trabajan nada menos de un millón de trabajadores dispersos a lo largo y ancho de todo el planeta.

El índice y la presentación del libro “La transnacionalización de las relaciones laborales. Experiencias de gestión en las multinacionales españolas” (Eds. Cinca, 2015, 209 págs.) pueden ser descargadas desde el siguiente enlace:

INDICE – “La transnacionalización de las relaciones laborales”

PRESENTACIÓN – “La transnacionalización de las relaciones laborales” – Wilfredo Sanguineti

Un nuevo AMI: el Acuerdo Laboral Global sobre Responsabilidad Social de GAMESA

Claude Monet, Molinos de viento cerca de Zaandam (1871)

Claude Monet, Molinos de viento cerca de Zaandam (1871)

Esta semana se ha escribo un nuevo capítulo del proceso de despliegue de la dimensión global de la autonomía colectiva. La noticia me ha llegado, cómo no, a través de mi querido amigo Isidor Boix, el cual informa de la suscripción de un nuevo acuerdo marco internacional entre la multinacional española de la industria eólica GAMESA e IndustriALL Global Union y las federaciones sindicales de rama españolas del sector el pasado miércoles 18 de febrero.

Sirva esta breve nota para difundir entre los amigos de este bloc de notas el contenido de este acuerdo, dentro del cual se incluyen varios elementos de interés, tanto en relación con sus contenidos como con las instancias y procedimientos de carácter paritario a los que se vincula el control de su aplicación. Con todo, seguramente la clave más importante para comprender la importancia de este instrumento se encuentre en la apuesta que a través de él se hace por pasar de una visión puramente unilateral de la gestión de los compromisos de responsabilidad social empresarial, expresada a través del código de conducta de esta empresa, a otra que considera al diálogo social, tanto a nivel macro como micro, como el eje vertebrador de las relaciones laborales al interior de este grupo multinacional.

El texto del Acuerdo Laboral Global sobre Responsabilidad Social entre el Grupo Gamesa, la representación social e IndustriALL Global Union puede ser descargado desde el siguiente enlace:

ACUERDO LABORAL GLOBAL entre INDUSTRIALL G.U. y GAMESA – 18 febrero 2015

La versión de 2014 del Acuerdo Marco Global INDITEX-IndustriALL

Trabajo infantil en una fábrica textil (EE.UU.,1908)

Trabajo infantil en una fábrica textil (EE.UU.,1908)

No es ya a estas alturas una novedad, pero si un hecho muy relevante que no podía pasar ajeno a una bitácora como ésta, particularmente atenta a los avances que vienen dándose en el camino hacia una garantía de los derechos laborales fundamentales a nivel global.

Al lado de los avances alcanzados en la aplicación del Acuerdo sobre prevención de incendios y seguridad en la construcción en Bangladesh, suscrito por casi dos centenares de empresas multinacionales del sector textil que realizan encargos en este país, seguramente la firma de la renovación del Acuerdo marco global relativo al cumplimiento de las normas internacionales del trabajo en la cadena de producción de Inditex, realizada en Ginebra el pasado mes de julio entre representantes de esta compañía e IndustriALL Global Union constituye el acontecimiento más relevante de todos los vinculados con tan decisiva materia. No sólo por lo que supone de ratificación de una experiencia que ambas partes no dudan en considerar muy positiva, sino por el elevado valor transformador de las visiones unilaterales de la RSE especialmente al uso que la misma supone.

De allí que no me resista a presentar a los tenaces amigos de este cuaderno de notas el nuevo texto del citado acuerdo marco y sus anexos. Entre ellos, el Protocolo específico para concretar las fórmulas de participación sindical en su aplicación, de cuyo marcado carácter innovador pueden albergarse pocas dudas.

Los enlaces a estos instrumentos vienen precedidos de la nota que en su día publicó mi apreciado amigo Isidor Boix, coordinador de IndustriALL Global Unión para la aplicación de este acuerdo marco, dando noticia de su aprobación.

Renovación del Acuerdo Marco Global de IndustriALL Global Union con INDITEX

El pasado 8 de julio se firmó en Ginebra, en la sede de la OIT, la renovación del Acuerdo Marco de la Federación Sindical internacional, IndustriALL Global Union, en la que están organizados los trabajadores y trabajadoras del textil-confección, con la multinacional española Inditex, primera distribuidora mundial de ropa (unos 1.000 millones de prendas al año) que comercializa 10 marcas, de las que la más conocida es “ZARA”.

El Acuerdo Marco establece el compromiso de la multinacional española con el sindicalismo mundial organizado en relación con su política y práctica de Responsabilidad Social, con el objetivo de garantizar el trabajo decente en toda su cadena de producción (unas 5.000 fábricas y talleres en unos 40 países y en los que trabajan en torno a 1 millón de trabajadores). Además de la definición de las bases del trabajo decente, es decir los Convenios de la OIT, establece con claridad su aplicación en toda la cadena de producción, hasta la última subcontrata, y también la concreta intervención sindical a nivel global, IndustriALL Global Union, y en cada país a través de los sindicatos locales, con la dirección y coordinación de la federación sindical mundial.

El texto firmado incluye una parte “declarativa”, con un  balance consensuado sobre los ya 10 años de trabajo coordinado sindical-empresarial, en el propio Acuerdo Marco, y dos Anexos: uno con el Código de Conducta y otro con los derechos de intervención de los sindicatos locales.

Hasta el momento éste es el único Acuerdo Marco en la industria textil mundial y uno de los principales de referencia para el sindicalismo mundial por estas características (expresa referencia a toda la cadena de producción y distribución y derechos de directa intervención de los sindicatos locales).

Al Acuerdo Marco se firmó en 2007 por parte de Inditex con la entonces Federación Sindical Internacional del Textil-Confección-Piel, la ITGLWF, integrada hoy en la Federación sindical global de la industria. En 2012 tuvo un desarrollo con el Protocolo 2012 que explicitaba los derechos de los sindicatos, desde la internacional IndustriALL hasta los sindicatos locales, en relación con el conocimiento de las redes de producción en cada país, capacidad de seguimiento de las condiciones de trabajo de las fábricas y talleres que las integran, y derecho de presencia en los centros de trabajo de la red de producción de su país.

Todo ello se incluye en el texto firmado en la sede de la OIT y que incorpora una parte declarativa que hace un positivo balance de la experiencia de la aplicación en estos años del vigente Acuerdo Marco.

Por parte sindical ha firmado el Secretario General de IndustriALL Global Union, Jyrki Raina, y por parte empresarial el Presidente de Inditex, Pablo Isla, con la presencia del Subdirector General de la OIT Gilbert Houngbo. Conmigo, como Coordinador de IndustriALL para la aplicación del Acuerdo Marco, asistieron los Secretarios Generales de las Federaciones sindicales que organizan a las trabajadoras y trabajadores españoles del textil-Confección: Agustín Martín, de CC.OO. de Industria, y Antonio Deusa, de FITAG-UGT.

Isidor Boix

El Acuerdo marco global relativo al cumplimiento de las normas internacionales del trabajo en la cadena de producción de Inditex puede ser descargado desde el siguiente enlace:

Acuerdo_marco_global_-_Inditex_-_IndustriALL_Global_Union

El Código de Conducta para fabricantes y proveedores del Grupo Inditex puede ser descargado desde el siguiente enlace:

Codigo_de_conducta_de_fabricantes_y_proveedores Inditex

El Protocolo para concretar la participación sindical en el fortalecimiento del Acuerdo marco global en la cadena de producción de Inditex puede ser descargado desde el siguiente enlace:

Protocolo_para_concretar_la_participacion_sindicaL Inditex – IndustriALL Global Union

Experiencias de gestión laboral transnacional y participación sindical en las multinacionales españolas: resultados del Seminario

IMG-20141018-WA0010 - PONENTES

Los días jueves 16 y viernes 17 de octubre pasados se desarrolló en la sede del Consejo Económico y Social de Madrid el Seminario Interdisciplinar “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española y sus instrumentos”  al que tuve la ocasión de invitar a los tenaces amigos de este cuaderno de notas hace unas semanas.

La asistencia fue importante, tanto en términos cuantitativos como cualitativos, y el debate que se suscitó a partir de las ponencias de los miembros del equipo del Proyecto de Investigación promotor y nuestros ponentes invitados resulto de gran interés y singular utilidad para perfilar nuestros trabajos con vistas a su próxima publicación.

Concluida esta actividad, tengo ahora la satisfacción de poner a disposición de la comunidad académica y los agentes interesados en estos temas las presentaciones en formato power point utilizadas por la mayoría de los ponentes del Seminario.

Las presentaciones de las ponencias del Seminario pueden ser descargadas desde los siguientes enlaces:

Empresas multinacionales y transnacionalización del Derecho del Trabajo – WILFREDO SANGUINETI

La política de movilidad global del Grupo Telefónica: una experiencia consolidada – AMPARO MOLINA MARTÍN

La aplicación transnacional de códigos de comportamiento ético del sector financiero y asegurador: los casos de MAPFRE, BBVA y Banco Santander – ROSA MORATO GARCÍA

La formación de redes sindicales en las empresas multinacionales españolas : los casos de REPSOL y Telefónica – JUAN BAUTISTA VIVERO SERRANO

Una experiencia en gestación: el Acuerdo Marco sobre Prevención de Incendios y Seguridad en la Construcción en Bangladesh – JOSÉ SOLER ARREBOLA

La participación sindical en el control de las redes mundiales de proveedores y contratistas: la experiencia de INDITEX – ISIDOR BOIX

Un supuesto exitoso de defensa internacional de los derechos sindicales: el caso Topy Top – WILFREDO SANGUINETI

El sistema de gestión y supervisión de proveedores de REPSOL – MIGUEL ANGEL ALMENDROS

La RSC desde la perspectiva económica – AGUSTÍN GARCÍA LASO

CC.OO., RSE y empresas globales – JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

IMG-20141018-WA0006 PUBLICO 1

NUEVA PUBLICACIÓN: “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española” (Eds. Cinca, 2014)

La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española-1

La semana próxima se presenta llena de actividades para el autor de esta bitácora, todas relacionadas con el Proyecto de Investigación “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española”, del que funge como director. Así, los días jueves 16 y viernes 17 tendrá lugar en la sede del Consejo Económico y Social de Madrid el ya anunciado Seminario “Experiencias de gestión laboral transnacional y participación sindical en las empresas multinacionales españolas”, en el que se presentarán y someterán al debate los resultados del tercer año de trabajo de nuestro equipo investigador. Además, la víspera del día de inicio del seminario, es decir el miércoles 15, se llevará a cabo en el local institucional del Ilustre Colegio Nacional de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología la presentación del libro “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española”, que recoge el fruto nuestros dos primeros años de actividad investigadora. Los tenaces amigos de este cuaderno de notas están, como no podía ser de otro modo, invitados a ambas actividades. Entre tanto, y como anticipo de lo que se dirá en la presentación del libro, transcribo a continuación unos párrafos de su Presentación, sin perjuicio de adjuntarla más abajo a texto completo y con el índice de la obra.

tarjetón-invitación

El despliegue internacional de las actividades de las empresas españolas, y en particular de las de mayor dimensión, ha venido acompañado de la creación de un conjunto de herramientas dirigidas a dar respuesta a las muy diversas necesidades de regulación uniforme que, también en el plano laboral, genera el funcionamiento integrado de sus procesos de producción a escala global. De ello da testimonio la profusión de declaraciones de intención, códigos éticos y de conducta, fórmulas de interlocución de ámbito internacional, acuerdos marco y sistemas de verificación del desempeño laboral de contratistas y proveedores, por aludir aquí los ejemplos más relevantes, a la que hemos asistido en los últimos años, expresión sin duda de la asunción por parte de las mismas de un hasta entonces inédito rol normativo, así como de la conversión de los grupos de sociedades y cadenas de producción y suministro que las integran en espacios de regulación laboral transnacional.

La promesa de una gestión de las relaciones de trabajo que esté en condiciones de armonizar rendimiento económico y sociabilidad que se encuentra detrás de la construcción de esta clase de instrumentos, así como la posibilidad de que ésta proyecte sus efectos a lo largo de los grupos de sociedades y las cadenas de producción lideradas por estas empresas, que se extienden en varios de los casos a decenas de países y abarcan centenares de miles de trabajadores, convierte en un imperativo de primer orden el examen de los motivos que conducen a su empleo, las políticas de corporativas que los sustentan, la singular problemática que plantea su aplicación y el impacto que están teniendo allí donde deben ser aplicados.

Estos fueron los objetivos que llevaron en su momento a un grupo de investigadores de cuatro Universidades españolas, una europea y otra americana, lideradas por la Universidad de Salamanca, a impulsar el Proyecto de Investigación “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española y sus instrumentos”, que contando con la financiación de la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad (Referencia DER 2011-23190), ha hecho posible la realización de los estudios que se reúnen en este libro. En él se aborda, por primera vez, el estudio sistemático de los instrumentos de gestión laboral transnacional puestos en circulación por las empresas multinacionales españolas a lo largo de la última década, tratando ofrecer, de forma simultánea, una visión longitudinal y transversal de los mismos, que permita apreciar no sólo la identidad de cada uno sino sus múltiples conexiones.

La Presentación del libro “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española” puede ser descargada desde el siguiente enlace:

PRESENTACIÓN – Libro EMN – WSANGUINETI

El Indice del libro “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española” puede ser descargada desde el siguiente enlace:

INDICE – Libro EMN

Seminario sobre experiencias de gestion laboral transnacional y participación sindical en las multinacionales españolas

Seminario EMN 2014 imagen_Página_1

La velocidad con la que ha tenido lugar la internacionalización de la empresa española ha determinado que muchos aspectos de la misma de gran interés y transcendencia se encuentren pendientes aun de un análisis detenido. Este es el caso del proceso de construcción de instrumentos de regulación laboral transnacional puesto en marcha por buena parte de las corporaciones de origen hispánico paralelamente a su consolidación exterior.

Este proceso reúne elementos que aconsejan su estudio exhaustivo. De un lado porque conlleva la asunción de una novedosa función de ordenación transnacional de las relaciones de trabajo capaz de proyectarse hacia todas las sociedades y trabajadores que integran las redes de filiales y entidades colaboradoras de estas empresas, sin importar el país donde operen o el vínculo que mantengan con ellas. Pero, del otro, porque detrás de él se sitúa el objetivo, reiteradamente declarado, de desarrollar una gestión de las relaciones laborales dentro de dichas redes que concilie las exigencias de eficiencia y competitividad con el respeto de los estándares de trabajo decente mundialmente aceptados, sirviéndose de fuente de inspiración para ello de los principios de la responsabilidad social corporativa (RSC).

Fruto de una iniciativa conjunta de la Fundación 1º de Mayo y el Instituto de Iberoamérica de la Universidad de Salamanca, el presente seminario busca aproximarse al estudio de un conjunto de experiencias novedosas de regulación transnacional de las relaciones de trabajo puestas en marcha por empresas multinacionales españolas a lo largo de la última década, con el fin de poner de relieve sus puntos fuertes y aquellos aspectos de las mismas susceptibles de mejora. Asimismo, se interroga por el papel que en la gestación y aplicación de las mismas vienen cumpliendo los trabajadores destinatarios de dichas iniciativas y sus representantes, así como por su utilidad para el despliegue de la dimensión transnacional de las organizaciones sindicales.

La realización de este seminario, que tendrá lugar los próximos días 16 y 17 de octubre en la del Consejo Económico y Social de Madrid, forma parte de las actividades del Proyecto de Investigación “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española”, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad de España.

Me complace mucho invitar a todos los amigos de este bloc de notas a participar en esta actividad, cuyo programa se reproduce a continuación:

Seminario EMN 2014 imagen_Página_2

 

AVANCE DE INVESTIGACIÓN: Los códigos de conducta y el vacío de gobernanza global

Josep Reanau, fragmento del mural La Hispanidad

Josep Reanau, fragmento del mural La Hispanidad

En principio, a nadie debería parecerle mal que una empresa multinacional se comprometa a exigir a todos los sujetos que contraten con ella –empresas auxiliares, proveedores, contratistas– el respeto de un núcleo básico de derechos laborales. Máxime cuando entre esos derechos se encuentran aquellos que pertenecen a la categoría de fundamentales y deben ser considerados de vigencia universal.

Todos ustedes saben, sin embargo, que no es así. Que los detractores de este tipo de prácticas son al menos tan numerosos como sus defensores. Y suman la mayoría si a ellos se añaden los escépticos.

Muchas veces me he preguntado si de verdad existen razones para ser tan crítico. O para mantener una posición de escepticismo frente a actuaciones que no parecen hacer daño a nadie.

El caso es que las hay. Y no pocas además. La preparación en las últimas semanas de un estudio sobre los códigos de conducta para proveedores y contratistas puestos en circulación por las multinacionales españolas, en el marco del Proyecto de Investigación sobre “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española” al que ya me he referido aquí en alguna ocasión, me ha permitido sistematizarlas.

Para empezar, el carácter unilateral de estos instrumentos los convierte en un ejemplo de libro de despolitización de las reglas rectoras de las relaciones de trabajo, cuya presencia contribuye a neutralizar la demanda de normas de origen estatal o negociadas por los representantes de los trabajadores. A lo anterior debe añadirse que la configuración voluntaria de sus contenidos permite una elección “a la carta” de los derechos a proteger, que atenta contra la raíz de su fundamento humanista y propicia operaciones exquisitamente selectivas, por lo general en desmedro de los derechos de mayor potencial reivindicativo. Finalmente, el propio modelo de competencia global que guía la actuación de las empresas que formulan estas declaraciones, basado en la permanente reducción de los costes laborales, conspira en los hechos contra los objetivos garantistas que afirman perseguir.

Quienes defienden su utilidad sostienen, sin embargo, que estos códigos pueden servir para compensar los déficits de protección a los que se ven sometidos en muchos casos los derechos laborales en los países en los que suelen ubicar sus redes de producción las empresas multinacionales, a falta de reglas de Derecho Internacional directamente vinculantes que puedan cumplir esa función. Y que dichas empresas no actúan al impulsarlos movidas por razones puramente altruistas, sino guiadas por el interés de proteger la reputación de los productos que llevan sus marcas del “control difuso” que ejercen los mercados y la sociedad civil sobre las prácticas laborales injustas, inhumanas o abusivas que puedan producirse a lo largo de sus cadenas de producción o suministro.

¿Villanos o héroes?

Yo les diría que ni una cosa ni la otra. Si acaso ambas a la vez. Porque si algo me está permitiendo el estudio de los códigos de conducta de las multinacionales españolas es reafirmar una idea sobre esta cuestión que tenía ya con anterioridad. ¿Cuál es esa idea? La de que la respuesta depende de la configuración interna de cada instrumento. De lo que estipule el concreto código sometido a examen.

Hay algunos códigos, cómo negarlo, que responden al patrón más expuesto a la crítica, ya que son simples declaraciones, interesadamente incompletas en cuanto a los derechos que dicen proteger, además de desprovistas de carácter vinculante para los colaboradores de las multinacionales, así como de mecanismos de verificación de su cumplimiento. Pero no son los únicos. Ni tampoco necesariamente los se están elaborando en la etapa más reciente. Los códigos de conducta de última generación se apartan en mayor o menor medida de este cuestionable patrón, hasta llegar a supuestos en los que se atribuye al respeto de un conjunto sistemático de estándares laborales básicos construido a partir de las declaraciones internacionales sobre la materia el valor de regla de obligado cumplimiento para los socios comerciales de la empresa multinacional, se incluyen sistemas de control de su cumplimiento articulados con la participación de los trabajadores beneficiarios y sus representantes y se establecen sanciones para los infractores, las cuales pueden llegar hasta la ruptura de la relación mercantil.

Si en el primer caso las cosas parecen estar muy claras, conforme nos vamos acercando al segundo modelo, la posibilidad de que los códigos de conducta se encuentren en condiciones de cumplir un rol positivo de corrección de la falta de eficacia de los derechos laborales en muchos países se incrementa.

No se trata, en consecuencia, tanto de impugnar la existencia de estos instrumentos, que al fin y al cabo parece que han llegado para quedarse, como de someterlos a la crítica, con el fin de poner de manifiesto sus fortalezas y debilidades. Intentando, claro está, promover su progresivo acercamiento al esquema que está en mejores condiciones de cumplir ese rol.

Ese fue el trabajo que me propuse realizar respecto de los códigos de conducta de las multinacionales españolas en el estudio que acabo de concluir, del que anticipo a los tenaces amigos de este cuaderno de notas su parte introductoria.

Quien desee conocer su texto completo tendrá que esperar a la próxima aparición de la obra La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española, que lo incluye. Confío que la espera valga la pena.

Un extracto del artículo de Wilfredo Sanguineti titulado “Códigos de conducta para proveedores y contratistas de multinacionales españolas” puede ser descargado desde el siguiente enlace:

CODIGOS DE CONDUCTA PARA PROVEEDORES DE EMN ESPAÑOLAS -extracto- Wilfredo Sanguineti 

DOCUMENTOS DE INTERÉS: Dos nuevos acuerdos marco internacionales de empresas españolas

Reginald Marsh, Sorting Mail, 1935

Reginald Marsh, Sorting Mail, 1935

A propósito de los AMI de CODERE Y MELIA HOTELES

En contra de lo que algunos podían augurar, la crisis económica no ha supuesto el fin del proceso de construcción de instrumentos de garantía de los derechos laborales fundamentales, y en particular de la libertad sindical, al interior de las empresas multinacionales y sus cadenas de producción. Por el contrario, aunque seguramente con más dificultades que en el pasado, este proceso, que corre paralelo al despliegue de una novedosa dimensión reguladora transnacional por parte de las organizaciones sindicales de ámbito mundial, sigue adelante y encuentra nuevas e interesantes formas de expresión en la presente etapa.

Una buena muestra de lo que vengo indicando está representada por la suscripción de dos nuevos acuerdos marco internacionales por parte de empresas multinacionales españolas a lo largo del año 2013. Se trata, respectivamente, del Acuerdo Mundial entre CODERE y UNI Global Union para el Respeto y la Promoción del Trabajo Digno y los Derechos Laborales y el Acuerdo Mundial IUF-UITA / Melia Hotels International S.A., suscritos el 6 de marzo y el 9 de diciembre pasados, de los que he recibido noticia a través de Fernando Medina Gómez, Secretario de Política Internacional de la Federación Estatal de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de la Confederación Sindical de CC.OO.

Ambos documentos, que se adjuntan a la presente entrada a través de enlaces al Repositorio Digital de Instrumentos de RSE laboral de las multinacionales españolas, resultan de particular interés no sólo por el hecho mismo, sin duda muy relevante, de su existencia, en claro desmentido de las visiones pesimistas tan al uso. Los dos destacan también por el especial tratamiento que ofrecen a los derechos de libertad sindical y negociación colectiva, que supera la tradicional garantía de neutralidad del empresario ante su ejercicio, exigida por la mayor parte de ordenamientos, y el rol privilegiado que atribuyen al diálogo social, tanto a nivel internacional como local, no sólo a los efectos de su implementación, sino también como herramienta para la gestión ordinaria de las relaciones laborales en todos los niveles de la empresa.

La creación, en ambos casos, de instancias permanentes de diálogo e intercambio vinculadas a la aplicación y de lo acordado y el tratamiento de cuestiones de interés general, unida al reconocimiento del derecho de representación de los trabajadores del grupo por parte de todas las organizaciones sindicales afiliadas a las federaciones firmantes, y a la previsión de la necesidad de adoptar de manera conjunta medidas que hagan posible la implementación de los derechos de libertad sindical y negociación colectiva en todos los ámbitos de actuación de la compañía, que aparece como uno de los puntos más importantes del acuerdo suscrito por Melia, parecen ser expresión de un importante avance en la compresión del papel de las organizaciones sindicales y el diálogo social al interior de este tipo de empresas, que va más allá de la mero reconocimiento del deber de no obstaculizar su presencia o incluso su consideración como aliados potenciales principalmente a los efectos de conocer las potenciales infracciones a los derechos laborales básicos que puedan producirse en sus niveles descentralizados de actuación, como hasta hace poco venía ocurriendo.

Se trata pues, en ambos casos, de documentos que, por su interés y actualidad, recomiendo este fin de semana a los sufridos lectores de este cuaderno de notas.

El Acuerdo Mundial entre CODERE y UNI Global Union para el Respeto y la Promoción del Trabajo Digno y los Derechos Laborales puede ser descargado desde el siguiente enlace:

http://diarium.usal.es/rse_multinacionales/files/2013/08/AMI-CODERE.pdf

El Acuerdo Mundial IUF-UITA / Melia Hotels International S.A. puede ser descargado desde el siguiente enlace:

http://diarium.usal.es/rse_multinacionales/files/2013/08/AMI-MELIA.pdf

WEB DE INTERÉS: El Repositorio Digital de los instrumentos de RSE laboral de las multinacionales españolas

emn españolas

Es para mi una gran satisfacción poder presentar hoy a los pacientes amigos de este cuaderno de notas el Repositorio Digital del Proyecto “La dimensión laboral de la internacionalización de la empresa española”, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad (Ref. DER 2011-23190).

Fruto del paciente trabajo de un equipo de seis investigadores de las Universidades de Salamanca, Granada y Almería que he tenido la fortuna de coordinar, el propósito de este instrumento es poner a disposición, tanto de la comunidad académica como de todos los interesados en conocer de primera mano la evolución de las políticas de RSE de las empresas españolas, una recopilación de los variados y muy numerosos instrumentos de gestión laboral transnacional elaborados por éstas con el fin de responder a los desafíos que, también en ese ámbito, les ha planteado su expansión más allá de las fronteras nacionales.

Por sorprendente que parezca, la tarea de reunir esos instrumentos, paso previo indispensable para cualquier examen de su consistencia y virtualidad, no había sido hasta ahora asumida por ninguna institución, ni pública, ni privada. De allí el interés y la importancia de este Repositorio Digital, en el que pueden encontrarse, debidamente ordenados, hasta seis clases diferentes de instrumentos, todos ellos puestos en circulación de forma unilateral o pactada por las empresas cuya sede central se ubica en España en los últimos años.

El enlace a través del cual es posible acceder al Repositorio Digital del Proyecto es el siguiente:

http://diarium.usal.es/rse_multinacionales/

Asimismo, puede accederse a los directamente a los distintos instrumentos a través de los siguientes enlaces:

Cláusulas convencionales reguladoras de la movilidad internacional Códigos éticos para directivos y trabajadores Acuerdos marco internacionales Redes sindicales

Códigos de conducta para proveedores y contratistas

Sistemas de verificación del desempeño laboral de proveedores y contratistas

Confío que esta herramienta contribuirá a un mejor y más completo conocimiento de los instrumentos de RSE laboral de las empresas españolas de dimensión transnacional. Una información sin la cual cualquier valoración crítica en torno a sus fortalezas y debilidades, como la que pretendemos realizar en el marco de nuestro Proyecto de Investigación, no resulta posible.

¿Cómo enfrentar la “mala conducta corporativa” de las multinacionales? La Carta de Principios de IndustriALL

Pawel Kuczynski - I

En estos atareados días previos a la finalización de las actividades docentes del primer cuatrimestre en la Universidad he tenido la ocasión de recibir un documento de gran interés, que creo que vale la pena compartir con los sufridos lectores de este cuaderno de notas.

Este documento, que vino adjunto a un interesante informe que me remitió mi querido amigo Isidor Boix, en el que da cuenta del desarrollo en Ginebra los días 4 y 4 de diciembre pasados de la Segunda Reunión Ordinaria de 2013 del Comité Ejecutivo de la Federación Sindical Internacional IndustriALL, lleva por título “Carta de Principios para Enfrentar la Mala Conducta Corporativa” de las empresas multinacionales, y fue aprobado dicha reunión en ejecución de los acuerdos de la Conferencia de Frankfurt celebrada en 2012.

Como destaca Isidor en su informe, esta novedosa Carta, la primera de su género de la que se dota una organización sindical internacional, parte de reafirmar que la exigencia de respeto a los derechos fundamentales del trabajo ha de hacerse extensiva a toda la cadena de producción de las empresas multinacionales, y no sólo por tanto a sus filiales y contratistas directos, y abarcar además el cumplimiento de todos los compromisos proclamados por las mismas, sean éstos bilaterales o incluso unilaterales. En este último caso, sin perjuicio de su voluntad de concretarlos a través de la suscripción de acuerdos marco globales.

A lo anterior se añade, como contribución fundamental, el diseño de una suerte de protocolo o plan de actuación para los casos en que IndustriALL reciba la notificación por parte de alguna de sus organizaciones afiliadas de que se están vulnerando las normas sobre derechos laborales fundamentales.

Este protocolo prevé la realización de las siguientes actuaciones:

· Puesta en contacto inmediata con la organización sindical del país sede de la empresa infractora, con el fin de comprometer su colaboración.

· Celebración de una reunión con la dirección central de la multinacional, informando e involucrando a la organización sindical del país sede, a los sindicatos que representen a los trabajadores afectados y a otras organizaciones afiliadas a las que resulte pertinente convocar.

· Notificación a todos los afiliados y coordinación de un plan conjunto de actuación para ejercer presión sobre la empresa multinacional, en caso de no alcanzarse un acuerdo dirigido a la adopción de medidas inmediatas para corregir el problema.

· Inclusión dentro de dicho plan de las siguientes medidas: a) celebración de una reunión de las organizaciones afiliadas con miembros de la empresa afectada por el incumplimiento, a los efectos de obtener una visión detallada de la situación; b) difusión lo más amplia posible a través de los medios de comunicación de las infracciones cometidas, tanto en el país sede de la multinacional como en el que opera; c) examen de la posibilidad de llevar a cabo actuaciones colectivas conjuntas y manifestaciones en apoyo a los trabajadores afectados y sus organizaciones; d) ejercicio de las acciones legales oportunas ante la OIT, la OCDE, los organismos regionales de derechos humanos y foros creados en virtud de acuerdos comerciales; y e) elaboración de una estrategia detallada de apoyo diseñada específicamente para corregir la situación.

La aprobación de esta Carta supone, como salta a la vista, no sólo la confirmación del compromiso del sindicato industrial mundial con la garantía de los derechos fundamentales de los trabajadores en todo el mundo, sino el inicio de la construcción de las herramientas que le permitan hacer efectivo ese compromiso, sirviéndose para ello de dos instrumentos de acción sindical básicos, más allá del necesario recurso a los medios de comunicación, igualmente destacados en el informe de Isidor Boix:

· La implicación de los sindicatos de los países sede de las casas matrices de las multinacionales.

· La coordinación de una respuesta sindical conjunta desde todos los centros de trabajo de la multinacional y toda su cadena de producción mundial.

A continuación, pues, me complace poner a disposición de los interesados en este tipo de experiencias de transformación de las cadenas mundiales de producción en redes de garantía de derechos, por lo demás cada vez menos discutidas e infrecuentes, los textos de ambos documentos.

La Carta de Principios para Enfrentar la Mala Conducta Corporativa de las Empresas Multinacionales del sindicato IndustriALL (versión en inglés) puede ser descargada desde el siguiente enlace:

http://www.industriall-union.org/sites/default/files/uploads/documents/industriall_charter_of_solidarity_new_version.pdf

El texto del informe de Isidor Boix sobre la Segunda Reunión del Comité Ejecutivo de InsdustriALL Global Union puede ser descargado desde el siguiente enlace:

CE de IndsutriALL_4_y_5_diciembre_Informe