España y los convenios de la OIT sobre libertad sindical y negociación colectiva: de paladín a villano

cartel sindical

¿Alguien podía imaginar que un país como España, que desde los años ochenta se caracterizó por ofrecer una plena garantía a los derechos de libertad sindical y negociación colectiva, así como por el empleo de la concertación social como método para la adopción de las principales decisiones en materia social, terminaría recibiendo un tirón de orejas de los órganos de control de la OIT por no respetar los convenios internacionales que reconocen y garantizan estos derechos?

Pues acaba de ocurrir. Y, además, de la mano nada menos que del Comité de Libertad Sindical de esa organización, cuyo 371º informe, en el que se incluyen sus conclusiones sobre una queja presentada en julio de 2012 por los sindicatos UGT y CC.OO. contra el Gobierno de España por vulneración a través de los Reales Decretos-Leyes 3 y 20/2012 de los derechos antes referidos, ha sido publicado esta semana.

Aun con el lenguaje aséptico y hasta cierto punto indirecto que suele utilizarse en esta clase de pronunciamientos, lo decidido por el Comité de Libertad Sindical en relación con esta queja constituye una llamada de atención en toda regla al Estado español.

Esto es así en la medida en que, para empezar, el Comité pone en entredicho el procedimiento con arreglo al cual se aprobó la primera de las referidas normas, que como es sabido fue la que introdujo la reforma laboral de 2012, por entender que prescindió por completo de la consulta a las organizaciones más representativas de los trabajadores y empresarios. Frente a ello, el Comité recuerda al Gobierno que “los principios en materia de consulta son válidos también en períodos de crisis que requieren medidas urgentes” y expresa su expectativa de que “en adelante se respete plenamente” esos principios “en relación con legislaciones que afecten a los intereses de las organizaciones sindicales y sus afiliados”, además de pedirle “que adopte medidas en ese sentido”.

A lo anterior se añaden cuestionamientos a los cambios operados en la regulación de la negociación colectiva por esa misma norma. Así, en relación con la prioridad aplicativa reconocida a los convenios de empresa sobre los de ámbito superior para la regulación de algunas materias, el Comité opta también por recordar al Gobierno español “su posición en el sentido de que la determinación del nivel de negociación colectiva debe corresponder en principio a las partes”. Y no, por tanto, al legislador. De igual modo, aunque con mayor contundencia, el Comité se pronuncia sobre las reglas que hacen posible la modificación a nivel de empresa de acuerdos colectivos y convenios estatutarios mediante decisión unilateral del empresario o un arbitraje obligatorio, destacando que “la elaboración de procedimientos que favorecen de manera sistemática la negociación descentralizada de disposiciones derogatorias menos favorables que las disposiciones de nivel superior puede desestabilizar globalmente los mecanismos de negociación colectiva así como las organizaciones de empleadores y trabajadores y debilita la libertad sindical y la negociación colectiva en violación de los principios consagrados en los Convenios núms. 87 y 98”. Y añade que las fórmulas a través de las cuales podrían modificarse los convenios colectivos en las situaciones de dificultad económica grave “deberían concretarse en el marco del diálogo social”.

Finalmente, en relación con el Real Decreto Ley 20/2012, por el que se introdujo importantes recortes en los derechos de los servidores públicos, luego de constatar que esta norma “suspendió directamente los acuerdos colectivos que lo contradicen o declaró la invalidez de sus disposiciones en determinadas materias”, el Comité subraya que esto “plantea problemas en relación con los principios de la libertad sindical y la negociación colectiva” y, por ello, se permite “recordar” al Gobierno “el principio de que los órganos del Estado no deberían intervenir para modificar el contenido de los convenios colectivos libremente concertados y de que los acuerdos colectivos deben ser de cumplimiento obligatorio para las partes”.

El informe concluye con una serie de recomendaciones, entre las cuales destaca una en particular. Después de subrayar “la importancia de que las reglas esenciales del sistema de relaciones laborales y de la negociación colectiva sean compartidas en la mayor medida posible por las organizaciones de trabajadores de empleadores más representativas”, el Comité “invita” al Gobierno “a que promueva el diálogo social para conseguir ese objetivo”. Una recomendación en toda la regla al mismo, como salta a la vista, para que abra un proceso de diálogo social sobre los contenidos introducidos por la reforma laboral de 2012.

¿Se abrirá este proceso? ¿Se modificarán las reglas que actualmente introducen límites al derecho a la negociación colectiva incompatibles con los compromisos internacionales sobre la materia asumidos por España?

Precisamente la semana anterior tuve la ocasión de poner de manifiesto cuál es el valor jurídico de dichos compromisos y qué vías existen para hacerlos valer dentro del ordenamiento español.

Mientras tanto, no habrá más remedio admitir que España ha pasado, de ser el paladín de la concertación social y la garantía del valor jurídico de los convenios colectivos, a compartir una incómoda posición al lado de los Estados que no respetan uno de los principios fundamentales que rigen las relaciones laborales a nivel universal.

El texto del 371º Informe del Comité de Libertad Sindical de la OIT puede ser descargado desde el siguiente enlace:

http://ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—relconf/documents/meetingdocument/wcms_239691.pdf/

 

 

 

 

Anuncios

6 comentarios en “España y los convenios de la OIT sobre libertad sindical y negociación colectiva: de paladín a villano

  1. Hola de nuevo Wilfredo,

    En relación al tema expuesto en tu publicación, apelo a tus conocimientos en derecho laboral internacional para lo siguiente.

    En el boletín del consejo de administración de la OIT del 15/30 de marzo de 2012, se nombró al actual presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, miembro de la comisión de expertos en aplicación de convenios y recomendaciones.

    Ver página 1 y anexo

    http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—relconf/documents/meetingdocument/wcms_176471.pdf

    Aunque se indica en el indicado boletín que el nombramiento es por tres años, entiendo que Pérez de los Cobos dimitiría con motivo de la queja (2947) presentada contra el Gobierno de España con motivo de la denominada reforma laboral de 2012.

    Y digo dimitió porque así lo deduzco de la página web del Tribunal Constitucional donde, al exponer su currículum vítae se indica “ha sido miembro de la comisión de expertos en Aplicación de convenios y Recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo, nombrado en la 313ª reunión del Consejo de Administración de la Oficina Internacional del Trabajo, celebrada los días 15 a 30 de marzo de 2012”

    http://www.tribunalconstitucional.es/es/tribunal/composicionOrganizacion/Paginas/Presidente.aspx

    ¿Es correcto o Pérez de los Cobos sigue siendo miembro de la comisión de expertos?.

    En el caso de que Pérez de los Cobos ya no pertenezca, ¿hubiera sido otro el criterio adoptado por el comité de libertad sindical si Pérez de los Cobos continuara en la comisión de expertos (lo digo debido a las opiniones que en su día se emitieron contra López Guerra con motivo de la sentencia del TEDH al tumbar la doctrina Parot).

    Y, por otro lado, entiendo que es significativo que un órgano de la OIT, como es el comité de libertad sindical, haya llamado la atención a España en relación a la reforma laboral de 2012 dado que a Pérez de los Cobos se le considera uno de los autores intelectuales de dicha reforma. Es decir, aunque la critica provenga de un órgano distinto al de la comisión de expertos, ambos órganos, comité y comisión, pertenecen a la OIT, con lo cual, esa llamada de atención proviene de alguna manera de sus ex compañerxs en la OIT.

    Muchas gracias por tu blog

    Gonzalo Elices

    • Estimado Gonzalo, Paco Perez de los Cobos renuncio a la Comision de Expertos al asumir la presidencia del Tribunal Constitucional. Si hubiera seguido siendo miembro de la misma, no estoy seguro de que ello influyese en el contenido de la decision del Comite de Libertad Sindical, pese a que es conocida su posicion favorable a la Reforma de 2012. Porque son dos organos distintos a pesar de todo y porque los criterios del Comite en relacion con el caso son reiteracion de puntos de vista previos. Es una opinion solamente, en todo caso. Un abrazo y gracias por tu interes y comentarios: WSR

  2. Hola, Wilfredo. Por favor, ¿puedes compartir de nuevo el enlace?. El que consta al final de tu publicación, da error. He tratado de localizar el informe en Normlex (OIT) y aunque he encontrado la queja origen del informe, entre los documentos que se citan no aparece el informe.

    http://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=1000:50001:0::NO:50001:P50001_COMPLAINT_FILE_ID:3063806

    Gracias

    Gonzalo Elices

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s