¿Cómo enfrentar la “mala conducta corporativa” de las multinacionales? La Carta de Principios de IndustriALL

Pawel Kuczynski - I

En estos atareados días previos a la finalización de las actividades docentes del primer cuatrimestre en la Universidad he tenido la ocasión de recibir un documento de gran interés, que creo que vale la pena compartir con los sufridos lectores de este cuaderno de notas.

Este documento, que vino adjunto a un interesante informe que me remitió mi querido amigo Isidor Boix, en el que da cuenta del desarrollo en Ginebra los días 4 y 4 de diciembre pasados de la Segunda Reunión Ordinaria de 2013 del Comité Ejecutivo de la Federación Sindical Internacional IndustriALL, lleva por título “Carta de Principios para Enfrentar la Mala Conducta Corporativa” de las empresas multinacionales, y fue aprobado dicha reunión en ejecución de los acuerdos de la Conferencia de Frankfurt celebrada en 2012.

Como destaca Isidor en su informe, esta novedosa Carta, la primera de su género de la que se dota una organización sindical internacional, parte de reafirmar que la exigencia de respeto a los derechos fundamentales del trabajo ha de hacerse extensiva a toda la cadena de producción de las empresas multinacionales, y no sólo por tanto a sus filiales y contratistas directos, y abarcar además el cumplimiento de todos los compromisos proclamados por las mismas, sean éstos bilaterales o incluso unilaterales. En este último caso, sin perjuicio de su voluntad de concretarlos a través de la suscripción de acuerdos marco globales.

A lo anterior se añade, como contribución fundamental, el diseño de una suerte de protocolo o plan de actuación para los casos en que IndustriALL reciba la notificación por parte de alguna de sus organizaciones afiliadas de que se están vulnerando las normas sobre derechos laborales fundamentales.

Este protocolo prevé la realización de las siguientes actuaciones:

· Puesta en contacto inmediata con la organización sindical del país sede de la empresa infractora, con el fin de comprometer su colaboración.

· Celebración de una reunión con la dirección central de la multinacional, informando e involucrando a la organización sindical del país sede, a los sindicatos que representen a los trabajadores afectados y a otras organizaciones afiliadas a las que resulte pertinente convocar.

· Notificación a todos los afiliados y coordinación de un plan conjunto de actuación para ejercer presión sobre la empresa multinacional, en caso de no alcanzarse un acuerdo dirigido a la adopción de medidas inmediatas para corregir el problema.

· Inclusión dentro de dicho plan de las siguientes medidas: a) celebración de una reunión de las organizaciones afiliadas con miembros de la empresa afectada por el incumplimiento, a los efectos de obtener una visión detallada de la situación; b) difusión lo más amplia posible a través de los medios de comunicación de las infracciones cometidas, tanto en el país sede de la multinacional como en el que opera; c) examen de la posibilidad de llevar a cabo actuaciones colectivas conjuntas y manifestaciones en apoyo a los trabajadores afectados y sus organizaciones; d) ejercicio de las acciones legales oportunas ante la OIT, la OCDE, los organismos regionales de derechos humanos y foros creados en virtud de acuerdos comerciales; y e) elaboración de una estrategia detallada de apoyo diseñada específicamente para corregir la situación.

La aprobación de esta Carta supone, como salta a la vista, no sólo la confirmación del compromiso del sindicato industrial mundial con la garantía de los derechos fundamentales de los trabajadores en todo el mundo, sino el inicio de la construcción de las herramientas que le permitan hacer efectivo ese compromiso, sirviéndose para ello de dos instrumentos de acción sindical básicos, más allá del necesario recurso a los medios de comunicación, igualmente destacados en el informe de Isidor Boix:

· La implicación de los sindicatos de los países sede de las casas matrices de las multinacionales.

· La coordinación de una respuesta sindical conjunta desde todos los centros de trabajo de la multinacional y toda su cadena de producción mundial.

A continuación, pues, me complace poner a disposición de los interesados en este tipo de experiencias de transformación de las cadenas mundiales de producción en redes de garantía de derechos, por lo demás cada vez menos discutidas e infrecuentes, los textos de ambos documentos.

La Carta de Principios para Enfrentar la Mala Conducta Corporativa de las Empresas Multinacionales del sindicato IndustriALL (versión en inglés) puede ser descargada desde el siguiente enlace:

http://www.industriall-union.org/sites/default/files/uploads/documents/industriall_charter_of_solidarity_new_version.pdf

El texto del informe de Isidor Boix sobre la Segunda Reunión del Comité Ejecutivo de InsdustriALL Global Union puede ser descargado desde el siguiente enlace:

CE de IndsutriALL_4_y_5_diciembre_Informe

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s