Desde Lima: multinacionales contra la precariedad

tejedor3

Mis primeros dias de estancia en Lima, dedicados a instalarme en esta ciudad para cumplir una estancia de un semestre como profesor visitante en la Pontificia Universidad Católica del Perú, me han sorprendido con una noticia singular.

El pasado 4 de marzo seis multinacionales norteamericanas del sector textil con contratistas en el Perú (Nike, 47 Brand, Life is Good Company, New Balance, PVH Corp y VF Corporation) dirigieron una carta al Presidente Ollanta Humala expresándole su preocupación por la vigencia en este país del Decreto-Ley 22342, a través del cual se permite a las empresas dedicadas a la exportación de productos calificados como “no tradicionales”, los textiles entre ellos, contratar masivamente y sin ningún límite trabajadores mediante contratos de duración determinada.

Para los firmantes del documento, se trata de una norma que “alienta y tolera violaciones a los derechos laborales” y “constituye un obstáculo para la correcta aplicación de nuestros códigos de conducta”, por lo que declaran encontrarse a la expectativa del resultado del debate que se producirá próximamente en el Congreso de la República sobre su derogación, a la vez que entienden que se trata de “una oportunidad” para que el Gobierno “demuestre su firme apoyo a la inclusión social y el trabajo decente, mediante el apoyo a la derogación de las disposiciones laborales del Decreto-Ley 22342”.

Las consecuencias laborales de la aplicación a lo largo de más de tres décadas de dicho régimen especial de contratación son de sobra conocidas: un elevadísimo índice de temporalidad y rotación en el empleo, bajos niveles de ingresos e indices muy escasos de sindicación. Todo ello en medio de un crecimiento espectacular del sector, cuyas ventas se multiplicaron por veinte en el mismo período. Esta es una realidad que fue denunciada en su día en este blog, sirviéndome de los datos proporcionados por Christian Sánchez y Fernando Cuadros en su estudio “Efectos de la política de fomento del empleo temporal en la actividad textil exportadora”, que fue colgado junto con un comentario titulado “Radiográfía de un crecimiento excluyente” el 17 de noviembre de 2009, al cual me remito.

Que ahora un grupo de multinacionales, norteamericanas para más señas, soliciten de manera expresa apoyo para su derogación es sin duda notable. En particular, porque supone dar un paso más sobre la tradicional postura de este tipo de empresas, que suele limitar su preocupación por los estándares laborales de sus contratistas al cumplimiento de su legislación nacional del país en el que residen y el respeto de los cuatro derechos laborales fundamentales proclamados por la OIT en 1998. Más allá de ello, lo que parece estar detrás de este documento es la asunción de un compromiso por parte de las mismas con la consecusión efectiva de estándares de trabajo decente por parte de sus colaboradores. Algo que un sistema de contratación como el reseñado ha venido impidiendo sistemáticamente.

Este singular giro supone pasar implícitamente, de la tradicional visión defensiva sobre el rol de los compromisos de RSE de las multinacionales en materia laboral, que los contempla esencialmente como mecanismos dirigidos a evitar escándalos que minen su buena imagen comercial, a una concepción positiva de los mismos, basada en su consideración como herramientas de mejora real de las condiciones de sus destinatarios. 

Naturalmente, este pronunciamiento ha sido considerado como una injerencia en los asuntos internos del Perú por parte del gremio de exportadores peruanos, que continúa aferrado, hoy como en los años setenta, a los bajos salarios como herramienta esencial para competir a nivel global.

¿Son los bajos salarios y la precariedad  la única forma como las empresas exportadoras peruanas, y en particular las textiles, pueden continuar creciendo en el futuro? ¿No existe otra forma de insertarse en el mercado mundial, que vea el trabajo decente como una herramienta para competir de forma más adecuada y eficaz en vez de como una rémora?

Por sorprendente que parezca, ahora mismo las multinacionales norteamericanas, que no son precisamente organizaciones caritativas, parecen querer mostrarnos que el de siempre no es el único camino posible.

La carta de las empresas multinacionales norteamericanas al Presidente Ollanta Humala puede ser descargada desde el siguiente enlace:

Carta-Presidente-Ollanta-Humala-4-marzo-2013

 

Anuncios

3 comentarios en “Desde Lima: multinacionales contra la precariedad

  1. Oportunísima entrada la de Wilfredo Sanguineti y muy esclarecedor comentario de Jorge Mayor sobre un asunto sobre el que, evidentemente, no se ha hablado en la prensa española. Muchas gracias por la información y lo que sugiere en términos de reformulación de intereses en una economía globalizada

  2. Wirlfredo, quiero solo agregar que a la carta mencionada se suma otra tan importante como esta, la enviada el 4 de marzo por la Fair Labor Association, FLA. FLA es una coalicion amplia de empresas, organizaciones de la sociedad civil y algunos sindicatos, de estados unidos. Suma tras de si un numero inmenso de empresas compradoras de textiles en el mundo. El gran cambio en lo laboral no ha llegado, y aun los mas evidentes e indefendibles cambios, no pueden concertarse por el temor del ejecutivo al lobby empresarial

  3. Es interesante saber que empresas multinacionales cuya finalidad económica precisamente no es el de ser beneficencias publicas expresen su preocupación por la existencia y aun vigencia del Decreto Ley N° 22342 expedido mas de tres décadas en nuestro país lo cual permite la existencia del régimen laboral para empresas dedicadas a la exportación de productos no tradicionales en especial a las textiles y de otros giros productivos y que dan licencia a la contratación masiva de trabaadores a través de una serie de contratos de duración determinada.
    Estos no hace sino demostrar que el trabajo decente en el Perú existe en una minima expresión, porque la gran mayoría de trabajadores enfrenta las penurias de una contratación laboral de escaso galantismo legal por demás derechos constitucionales contemplados, normatividades o leyes, convenios internacionales de la OIT ratificados por el Estado peruano.

    Lo que es una muestra de la regulación o de la legislación laboral peruana destinada precisamente a permitir de manera expresa la violación de los derechos laborales de los trabajadores que laboran en el sector de producción determinados no tradicionales y su complacencia responde a un interés constante y permanente de una serie de empresas en el Perú para que dicho régimen prosiga en cuanto a su vigencia, tutelada y amparada por el Estado para privilegio de ciertos grupos empresariales ubicados en el Perú. Llama la atención que esto haya sido tolerado por todos los gobiernos democráticos desde que el Perú recupero la democracia con los gobiernos de los Ex Presidentes Fernando Belaúnde (2do gobierno); Alan García (1er y 2do gobierno); Alberto Fujimori; Paniagua; Alejandro Toledo y actualmente a casi la mitad del gobierno del actual Presidente de la Republica Ollanta Humala y ello no solamente implica la consagración expresa de la explotación aberrante que el empresario peruano al acaparo de dicho Decreto Ley hace para hacer funcionar el aparato productivo contratando de manera misérrima, paupérrima, además precaria a contingentes de trabaadores con un nivel de rotación tan volátil cuyas remuneraciones a veces tan solo llegan a la remuneración minima vital y si bien la mayoría de dichos trabajadores no conocen sus mas mínimos derechos laborales o aun conociéndolos no saben como ejercitarlos en una norma que no los auspicia y andan mas bien preocupados por su situación individual menos van a pensar en preocuparse por la situación de los compañeros de trabajo de al lado y pensar la minima posibilidad de constituir una organización sindical.

    El gremio de exportadores peruanos que siguen haciendo gala y uso de la Ley que les permite seguir produciendo tiene esquemas productivos en el marco jurídico de las relaciones laborales añosos, inertes, relativizados y deshumanizados, pero eso si producen con una tecnología del siglo XXI reduciendo de manera ingente sus costos económicos a través de contar con una mano de obra por demás barata que linda con lo esclavizante, porque son trabajadores que rotan de empresa a empresa en el caso de las textileras es un claro ejemplo con el mismo esquema de contratación laboral.

    En el caso de las empresas peruanas esa es su política laboral empresarial el bajo de salarios mas que mínimos y bajos son miserables siendo la única forma de manifestar poder seguir creciendo y ser dizque competitivas en el mercado internacional la empresas textiles son claro templo de ello y por ultimo, tienen bien en claro que el trabajo decente es una limitación o un impedimento para competir en el mercado exterior. Lo saludable y algo extraño es que empresas multinacionales norteamericanas vengan a expresarnos su preocupación y su deseo que el Estado peruano derogue este nefasto Decreto Ley N° 22132 que parece aun tener cabida y espacio en el marco jurídico laboral peruano en nuestras internas relaciones laborales. Tarea compleja para el gobierno por la presión de un conglomerados grupo de empresas cuyo poder hace avasallar las perspectivas de los gobiernos de turno a tal punto que se hacen de la vista gorda dejando pasar el problema y pateando esta problemática laboral para el próximo gobierno de turno quien simplemente no hará nada por los trabajadores afectos a este por demás injusto régimen laboral.

    Lo saludable y algo extraño es que empresas multinacionales norteamericanas vengan a expresarnos su preocupación y su deseo que el Estado peruano derogue este nefasto Decreto Ley N° 22132 que parece aun tener cabida y espacio en el marco jurídico laboral peruano en nuestras internas relaciones laborales. Tarea compleja para el gobierno por la presión de un conglomerados grupo de empresas cuyo poder hace avasallar las perspectivas de los gobiernos de turno a tal punto que se hacen de la vista gorda dejando pasar el problema y pateando esta problemática laboral para el próximo gobierno de turno quien simplemente no hará nada por los trabajadores afectos a este por demás injusto régimen laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s