NOTICIA DE INTERÉS: Primera orden de ingreso en prisión en Madrid por un accidente laboral

 
Goya, El albañil herido

Goya, El albañil herido

Iniciando una práctica que confío continuar de aquí en adelante todas las semanas posteriores a la de colocación de una entrada sobre un tema “de fondo”, reproduzco a continuación una nota de prensa sobre una noticia laboral que me ha parecido de especial interés dar a conocer. En este caso se relaciona con la utilización de la sanción penal como mecanismo de garantía del cumplimiento de las obligaciones del empleador en materia de seguridad y salud en el trabajo. Se acompaña, como documento adjunto, otra nota de prensa en la que se da cuenta de la reducción en España de los accidentes mortales en el trabajo hasta el mes de agosto del presente año. 

A CONTINUACIÓN LA NOTICIA:

Dos arquitectos, un empresario y un encargado de obra declarados responsables de la muerte de dos trabajadores 

El Juzgado de Ejecuciones Penales nº 7 de Madrid ha dictado una Providencia por la que ordena el ingreso en prisión de los arquitectos Emilio Antonio Rodríguez Castell y Pablo Queraltó Gómez, del empresario Jacinto Calvente Crespo, dueño de CMAQ y del coordinador de Seguridad Juan Angel Baigorri, tras denegarles el indulto el Consejo de Ministros.

Están condenados a dos años, seis meses y un día de cárcel y otros tantos de inhabilitación por el accidente laboral que costó la vida a los trabajadores José Antonio Corona Trigo y José Antonio Herranz González, en unas obras de Julián Camarillo en mayo de 2001, mientras desmontaban un andamio motorizado. Si no comparecieran en el día de hoy, el juzgado dará las órdenes oportunas para su busca, captura e ingreso en prisión. El delegado de seguridad Vicente Palacios Solís, y el encargado de obra, Felipe Espinosa, condenados a dos años, no ingresarán en prisión. Todos pertenecían a la empresa Cogeinsa o a la contratada CMAQ.

Según el responsable de los Servicios jurídicos de CCOO de Madrid, Antonio García, encargado de la acusación popular, es la primera vez que tenemos orden de ingreso en prisión con fecha para hacerse efectiva. “La ley está para cumplirla y espero que empecemos a ver estas sentencias con la normalidad con que vemos que otros delincuentes entren en prisión”.

Según la sentencia que les condenó “sin formación previa, sin conocimientos y sin vigilancia por parte de un responsable cualificado, los trabajadores fallecidos emprendieron el desmontaje de los andamios y uno de ellos cometió un error fatal después de haber soltado los tornillos de un tramo del mástil, dio al botón de subida, en lugar del botón de bajada y la plataforma subió por el tramo que ya había quedado suelto, con lo que se desplomó al suelo con los trabajadores dentro, que murieron por las heridas sufridas en la precipitación”.

“Todo el plan de seguridad diseñado falla desde el principio”, dice la sentencia. Ni el andamio motorizado estaba contemplado ni, por tanto, estaba prevista ninguna medida de seguridad para evitar los riesgos, no había cinturones ni arneses. Pero, sobre todo, el juez conecta directamente el accidente con la falta absoluta de formación de los trabajadores. Uno de ellos pertenecía a una ETT, por lo que legalmente no podía realizar una tarea peligrosa como el desmontaje de andamios y además estaba contratado para barrer. El otro tampoco había recibido formación específica para este trabajo. En cuanto a los acusados, la sentencia es contundente, de los arquitectos dice: “se desentendieron por completo de la seguridad de la obra”, del coordinador y del delegado de seguridad, que “sus funciones eran más formales que reales”.

En definitiva, que “el plan de seguridad era, a los efectos que nos interesan una pura formalidad sin contenido real” y que “si las normas de seguridad infringidas hubieran sido observadas, no habrían tenido lugar los resultados mortales”.

El secretario de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmelo Plaza se felicita por una sentencia que “refleja el avance en la persecución de estos delitos y la progresiva concienciación de las instituciones” y reitera “el compromiso absolutamente prioritario de este sindicato en los delitos que atentan contra la salud y la vida de los trabajadores”. Plaza recuerda, en este sentido, el convenio firmado recientemente con la Fiscalía de Madrid cuyo fin es aumentar la eficacia en la persecución de los delitos de riesgo en los centros de trabajo cuando no existen medidas de prevención así como en la depuración de responsabilidades cuando existe un daño.

CCOO Madrid

NOTA DE PRENSA ADICIONAL: Los fallecidos en accidente laboral hasta agosto suman 545, un 26% menos 

Anuncios

4 comentarios en “NOTICIA DE INTERÉS: Primera orden de ingreso en prisión en Madrid por un accidente laboral

  1. Hola Wilfredo:
    Soy Magister en Derecho y dicto la Catedra de Derecho Penal Laboral en la Maestrìa en Derecho del Trabajo de la Universidad de San Martìn de Porres en Perù, me gustarìa iniciar correspondencia contigo sobre esa temàtica ,e incluso poder enviarte artìculos al respecto.
    Saludos
    Javier Arèvalo Vela

  2. Efectivamente, también aquí en España es todo un logro que esta clase de delitos se procesen y se castiguen efectivamente. Pese a tener en el código penal un delito de peligro doloso(art. 316) e imprudente (art. 317), suele esperarse a que se produzca un accidente con resultado muerte o lesiones graves para que se presente una denuncia penal. De ello son responsables tanto los inspectores de trabajo como los fiscales, principalmente, pero también los jueces y la sociedad en general que mantienen estereotipos de la delincuencia que se alejan mucho del empresario. Sin embargo, una efectiva política de concientización de los sindicatos en los últimos años, motivada por los altos índices de siniestralidad laboral, está haciendo repensar el tema y tomar conciencia que la conducta de incumplimiento grave de las medidas de seguridad e higiene en el trabajo, que pone en peligro la vida y la salud de los trabajadores, es un delito, por tanto, castigable en su caso incluso con pena privativa de libertad. Ésta, está comprobado, ejerce mayor capacidad de intimidación que una multa (que puede ser finalmente asumida en los costos de producción) en esta clase de delitos.

  3. Es una grata noticia saber que se empiezen a aplicar el ius puniendi contra actos que ponen en riesgo la vida y la salud de los trabajadores, y que incluso como en este caso se llega afectar la existencia misma. Haber si este ejemplo se multiplica. En Perú el art. 168 del cógigo penal, que sanciona casos por violación a la libertad de trabajo, trabajar sin las condiciones de seguridad, entre otros supuestos, es letra muerta. Una de las razones es porque el medio invocado por la norma para tipificación del deltio es que el accionar del autor(el empresario) sea través de violencia o amenaza. Los jueces timoratos, a quienes les ha tocado hasta el momento resolver estos casos, han interpredo la norma a manera de imaginarse que el tipo estaría cumplido si un empresario amenaza con una pistola a un trabajador para que haga esa labor de riesgo. Como si no se estaría suficientemente amenazado por la riesgosa situación de no tener empleo, de no tener medio de subsistencia, de no poder vivir y tal vez con ello no poder dar vida a hijos y esposa.
    Hace falta aquí jueces concientes de su labor y fomentar la participación decidida de los sindicatos. Esperemos seguir avanzando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s